El concejal de Juntos por el Cambio, José Luis Ponce, presentó un pedido de informe para conocer qué obras se hicieron con los $451.748.584 que entraron en concepto de regalías mineras en el 2020 a la caja de la Municipalidad de Iglesia. En igual sentido, armó otro proyecto para que las autoridades detallen mes a mes las obras que se hacen con estos recursos en el departamento. 

Ponce dijo que no desconfía del uso que le han dado al dinero desde la intendencia, comandada por Jorge Espejo, sino que apostaba a un cambio de estrategia comunicacional con la retirada de los hermanos Marinero. «Pensé que Espejo iba a informar sin tanto hermetismo el destino de los ingresos por regalías, que iba a ser distinto, pero no terminó pasando. Si bien mandaron a fin del 2020 un informe dando a conocer que ingresaron $451 millones por regalías, no es especificó el destino específico de esos recursos como tampoco cuántos son los intereses de las cuentas bancarias en donde están depositados esos millones«, explicó Ponce. 


NOTICIAS RELACIONADAS


Para que las evaluaciones sean más rápidas, según dijo Ponce, desde Juntos para el Cambio impulsan la presentación de un balance mensual de los recursos de regalías invertidos por la municipalidad. «Presenté un proyecto de ordenanza para que nos entreguen un parte mensual al Concejo Deliberante, diciendo en qué se va gastando la plata. Es para llevar un control porque la gente pregunta en qué se invierten los recursos y uno no sabe qué decir«, añadió el edil. 

En noviembre del 2020, se modificó el artículo 17° de la Ley de Regalías Mineras. Con el cambio, se eliminó la posibilidad de que los recursos asignados a los municipios donde estén emplazados los yacimientos mineros sean utilizados para gastos corrientes; dispone en forma específica que los fondos podrán ser destinados a la realización de proyectos estratégicos vinculados al desarrollo económico, productivo, industrial, turístico, que brinden condiciones para generar mayor mano de obra y a la construcción de viviendas en el departamento. El proyecto contó con dos abstenciones por parte de los diputados Mauro Marinero y Enrique Montaño. 

El destino del dinero de las regalías siempre fue motivo de polémica en Iglesia. A lo largo de las dos gestiones de Mauro Marinero y la de su hermano, Marcelo, hubo varios reclamos porque el grueso de los recursos se destinaron al pago de contratos, becas y hasta la compra de remedios varios a la comunidad.