Con las finanzas encauzadas, acuerdos salariales en marcha para saldar la deuda, y un mejor clima social, el gobernador Mariano Arcioni, abandonó la soledad de Fontana 50, en la que estuvo inmerso varios meses debido a la coyuntura, para volver al ruedo. Arcioni siempre fue un hombre activo, le gustan las recorridas, el mano a mano con la gente, con los Intendentes. En las últimas semanas se notó una recuperación en este sentido.

La crisis económica provincial que atravesó la Provincia y que provocó atraso en el pago de sueldos sumada a la pandemia, habían alejado al mandatario de los pueblos, de las ciudades. “Volvimos a mostrar gestión”, señalaron fuentes de la Gobernación a La Tecla Patagonia. “Lo planteamos como una estrategia, tenemos que salir, volver al circuito que dejamos y mostrar obras, cercanía con los Intendentes”, agregó. 

Pequeñas obras, cajeros del Banco, presentaciones y acompañamientos en aniversarios de las localidades comenzaron a llenar la agenda del mandatario sobre todo los días más cercano al fin de semana cuando la actividad en Rawson le permite un respiro. La idea es continuar y profundizar esto. Retomar el camino de la gestión escuchando de primera mano las necesidades de cada pueblo. 


MÁS INFO


En paralelo y a pesar que desde el Gobierno señalaron a este medio que “la minería siempre estuvo en la agenda”, hay una especie de renacer del tema. Con los números encaminados, la minería no aparece ya como el salvavidas para evitar ahogarse en lo inmediato; se presenta ahora con planificación a mediano y largo plazo como una alternativa para diversificar la matriz productiva de la Provincia. Esto quiso mostrar el Gobierno desde un principio pero la intención quedó solapada a lo coyuntural y lo urgente. 

En esta línea no solamente el primer mandatario salió a hablar de la necesidad que los diputados traten el proyecto minero, también lo hicieron varios de sus ministros volviendo a instalar en la agenda de medios el tema que venía un tanto dormido. La pandemia y ahora las definiciones electorales fueron corriéndolo de las portadas. Y al parecer, desde el Ejecutivo, buscan evitar esto, Según expresaron las fuentes, el objetivo del Gobierno es que el proyecto se trate antes de fin de año. Un tanto complicado, porque las elecciones se retrasaron a los meses de septiembre y noviembre.