Uno de los proyectos para la extracción de litio que se encuentra más avanzado ya que tiene las principales factibilidades aprobadas es Pastos Grandes, de la firma Millennial Lithium. El grupo, que instaló su planta de procesamiento piloto en plena puna salteña, es uno de los tantos emprendimientos mineros que acelerará y mejorará su proceso productivo gracias al afianzamiento del plan de desarrollo de infraestructura salteña. Pastos Grandes es un proyecto que prevé una inversión de USD 450 millones y que, una vez operativo, tendrá un volumen de producción de 24.000 toneladas al año. 

Ese nivel de actividad, que se asemeja al de otros emprendimientos de producción de litio en la provincia, requiere de una vía de comunicación rápida y segura para sacar parte de la producción hacia el puerto de Antofagasta, en Chile, a través de la ruta nacional (RN) N° 51. Sobre la infraestructura existente en la provincia de Salta para el desarrollo de los proyectos de litio, Claudio Zalewski, el director de Proyectos de Pastos Grandes, sostuvo que “el potencial de infraestructura provincial para desarrollar este tipo de emprendimientos mineros está y la intención del gobierno por mejorar las que restan, también”.

En este sentido, el directivo celebró la futura pavimentación de la RN N° 51, que resolverá el problema de conexión con los puertos trasandinos, y se mostró optimista con el proyecto de instalación de un centro logístico en la zona de Olacapato. Y aclaró que “aún está pendiente la mejora de diferentes proyectos de energía y de facilidad de logística, como el ramal C14 del ferrocarril Belgrano Cargas; la ruta provincial (RP) N°129 y la ampliación de la capacidad de transporte del Gasoducto de la Puna”. 

El complejo minero Pastos Grandes está ubicado a 60 kilómetros del cruce Abra del Gallo, al que se accede a través de la RPN°129 que, si bien es de ripio, se encuentra transitable durante la mayor parte del año. Sin embargo, desde la empresa sostienen que, a los efectos de la logística del producto terminado, uno de los actuales condicionantes que limita un óptimo traslado de envío a los puertos del Pacífico es la falta de pavimentación de la RN N° 51, desde San Antonio de los Cobres hasta la frontera con Chile. Sobre los futuros compradores de litio, desde la empresa destacaron que sus estudios de logística han identificado los puertos de Antofagasta, en Chile, y de Rosario y Buenos Aires, en Argentina, para el despacho final. “El transporte se realizará por medio de camiones hasta dichos puertos, hasta tanto el ferrocarril pueda brindar la suficiente certeza y velocidad que se necesita”, puntualizó Zalewski. 

La conexión con Chile

El gobierno provincial llevará adelante la obra de pavimentación de la RN N° 51 hasta el límite con Chile, en tres tramos. El primero se extiende desde mina La Poma hasta Alto Chorrillo y se espera que comience a ejecutarse en septiembre de este año. La construcción de la ruta nueva entre ambos puntos geográficos tendrá una inversión de $1500 millones e iniciará a 31 kilómetros de distancia de la localidad de San Antonio de Los Cobres y a 13 de Olacapato. Este primer tramo tiene una longitud de 15 kilómetros y ha evidenciado, a partir de los estudios preliminares, que es la sección con mayor cantidad de curvas y pendientes, lo que lo convierte en la más dificultosa de todo el proyecto. La traza actual de los tramos que comenzarán a ejecutarse es una huella enripiada que presenta falencias. 

Las obras que se van a realizar contemplan la construcción de un camino nuevo cuya traza correrá de manera casi paralela a la traza del FF.CC. Gral. Belgrano, Ramal C-14. La calzada tendrá un ancho de 6,80 metros y se prevé la construcción de alcantarillas y de defensas metálicas, y la colocación de señalización horizontal y vertical. Se espera que la construcción de los tramos restantes que van a completar la totalidad del asfalto hasta el límite con Chile comience a principios del 2022. 


Noticias relacionadas


Con la RN Nº 51 totalmente asfaltada se dará continuidad a la conexión con Chile, a través de un corredor que, del lado trasandino, ya se encuentra pavimentado. La RN N° 51 representa, junto con el Ramal C-14 del Ferrocarril General Belgrano, la salida principal de toda la explotación minera y turística de los departamentos de Rosario de Lerma y Los Andes, y es un segmento trascendental del Corredor Bioceánico Atlántico-Pacífico. La ejecución de la pavimentación desde San Antonio de los Cobres hasta el paso fronterizo Sico incorporará una obra nueva al parque de infraestructura vial provincial lo que favorecerá la salida de la producción local a los centros de consumo o distribución y pondrá a Salta como eje del corredor bioceánico del norte. 

El nodo logístico minero

El complejo logístico estará ubicado en el departamento de Los Andes y va a constituir un área de servicios autosustentable que concentrará todas las prestaciones y asistencias para la actividad minera que se desarrolla en la zona. Contará con un área industrial, planta de residuos mineros y metales pesados, playa de transferencia, alojamiento, estación de servicio, oficinas públicas y privadas, locales comerciales, estacionamiento y centro de salud entre otras cosas. 

El volumen de personal que movilizará Pastos Grandes hace que desde la empresa consideren conveniente “la disponibilidad de una pista de aterrizaje dentro del nodo minero, para poder realizar los traslados de trabajadores con mayor seguridad y eficiencia”. Porque es de vital importancia la existencia de un parque logístico que permita concentrar, para su posterior distribución, los principales reactivos y consumibles que los proyectos de litio requieren. Y el nuevo nodo servirá, entre otras cosas, como área para depósito intermedio de reactivos de proceso y otros insumos comunes a todos los proyectos. Tendrá, asimismo, talleres para reparaciones menores de equipos y algunos negocios, como ferretería y materiales eléctricos. Dada su ubicación estratégica tendrá acceso directo a las vías del tren del ramal C-14 y a la RN N° 51. 

Paneles solares

El óptimo desarrollo de los proyectos mineros de extracción de litio depende no solo de una adecuada infraestructura vial. En principio, lo hacen básicamente de la provisión de energía en forma continua, ya que las plantas de proceso operan las 24 horas del día, los 365 días del año. Dada la alta disponibilidad de radiación solar en la puna, la empresa se encargó de instalar un parque de energía solar híbrido para estudiar la máxima penetración posible de las energías renovables en el diseño final de la planta. Esta planta de generación de energía es híbrida, compuesta por paneles solares y dos grupos electrógenos que tienen una potencia instalada de unos 176 KW, con lo cual se abastece, principalmente, el campamento, el laboratorio y el sistema de iluminación de la planta piloto de producción de carbonato de litio.

La planta piloto

Pastos Grandes se encuentra en la etapa de preparación de la construcción de la plata definitiva y a la espera de la confirmación del financiamiento. Es el proyecto de litio más cercano a la ciudad de Salta, lo cual es una ventaja en relación a la construcción y a su posterior operación, pero, como se dijo, necesita contar con una salida al Pacífico rápida y segura para ser un exportador competitivo. La planta piloto se instaló junto a Pastos Grandes Salar y logró producir carbonato de litio con 99,96 % de pureza. 

El complejo piloto es un diseño de diagrama de flujo completo para producir hasta 3 toneladas por mes de carbonato de litio de grado de batería. Los estanques están llenos de salmuera bombeada desde la parte central del proyecto y en funcionamiento desde finales de 2018. Se encuentran en la concentración requerida para proporcionar concentrado de salmuera rica en litio a la planta piloto. La optimización de esta última y las ejecuciones de prueba indican que todos los componentes están funcionando según lo diseñado.